Los crímenes de Moisés Ville de Javier Sinay

Los crímenes de Moisés Ville de Javier SinayLos crímenes de Moisés Ville. Una historia de gauchos y judíos por Javier Sinay
Mi calificación: 3 de 5 estrellas

Sinay retoma un viejo artículo del primer periódico en iddish que se escribió en la Argentina (creado por su bisabuelo) como excusa para hundirse en la historia de la colonización judía en la Argentina a fines del siglo XIX impulsada por el Barón Hirsch.
La investigación es impecable y da cuenta de varias historias olvidadas a la vez que retoma la formación de las famosas colonias en Santa Fe y Entre Ríos, con especial énfasis en Moisés Ville. Estos primeros años trágicos de integración de los judíos llegados de Europa oriental en un ambiente dominado por los gauchos en vías de extinción y sin ya medio de vida (recordemos que “Martín Fierro” es un largo lamento contrario a la política estatal en relación al gauchaje)le sirve al autor para descubrir la sangre que corrió en toda complicado ensamble social.
Si bien resulta esclarecedor y complementario de los muy buenos trabajos clásicos de divulgación del tema como la obra de Ricardo Feierstein y Eliahu Toker (ambos aparecen entrevistados en el relato) hay ciertos pasajes del texto que, intentando quizás una crónica con anclaje en el tiempo presente, le quita un poco la profundidad que podría obtener. Es lógico: se trata de una crónica y no de un libro de historia, por lo que la necesidad del narrador de involucrarse, investigar desde el presente e intentar encontrar una historia interesante en el “hoy en día de Moisés Ville” lo lleva a ahondar en una subtrama poco interesante (un envenenamiento masivo de perros y gatos en el pueblo; una historia que seguramente se repita en todo conglomerado urbano de nuestro país) y que nada tiene que ver con la investigación de calidad que lleva a cabo respecto de la colonización judía.

Es cierto que es interesante ver cómo se encuentra el día de hoy la primera colonia de los judíos del Barón Hirsch pero ese tipo de microrelatos de la paz pueblerina actual de un pueblo casi fantasma no aportan una perspectiva significativa o necesaria.
Luego, algunos otros pasajes autobiográficos se extienden (quizás en el embriague del narrador por saberse descendiente de sujetos que fueron parte de una historia compleja, rica e interesante) demasiado sobre minucias que apartan el foco de la historia que da sentido al título de la crónica.
En conclusión: un libro que interesará casi exclusivamente a un tipo de lector judío con curiosidad acerca de ese increíble periodo de emigración masiva desde Europa y hacia América, en medio de un clima convulsionado por el compromiso político socialista y el sionismo (aunque de esto en el libro se hace escasa mención). Un relato que ayuda a completar el rompecabezas de la vida judía en nuestro país.

Lee todas mis reseñas

Anuncios