Petite mort de Matías Bragagnolo

petitePetite mort de Matías Bragagnolo
Mi calificación: 4 de 5 estrellas

Esta no es una novela para cualquiera. Pero para su público ideal, va a resultar sin dudas fantástica.
¿Por qué no es para cualquiera? Porque exprime las posibilidades del género policial negro hasta límites de oscuridad, gore y porn-torture que la arriman al abismo ya no del buen gusto sino de lo que uno puede soportar como lector.
Pero también es un relato magistralmente llevado, compuesto mediante pastiches de diversos géneros (guión cinematográfico, informe monográfico, fragmentos, etc.) que condensan y reescriben en su conjunto la pornografía. Entonces, “Petite mort” trata el tema del cine snuff (presuntas películas pornográficas que culminan en homicidio) y lo hace reproduciendo en su estructura fragmentaria el modo en el que se representan los cuerpos en el propio género porno. La novela habla de pornografía y es pornográfica porque está plagada de exageraciones, desbordes, una trama que se sumerge en el ridículo y lo excesivo, lo sin sentido y lo hardcore, lo excitante y lo repugnante, exactamente igual que lo hace una película porno.
La novela entonces no sólo reflexiona sobre el género y lo traslada al papel (hazaña estilística que hay que reconocer) sino que además clausura la posibilidad de la ficción en torno a los modos de pensar la pornografía o al menos deja la vara demasiado alta.
Erudita y desagradable, excesiva y burlona, satírica y realista, fragmentaria como los cuerpos que se ven en una producción pronográfica, “Petite mort”, lo dije, no es para cualquiera pero al mismo tiempo, es un viaje intenso para los que aman la novela negra.

Lee todas mis reseñas

Anuncios

Un comentario en “Petite mort de Matías Bragagnolo

  1. Pingback: Error de cálculo de Gastón Intelisano | Alejandro J. Soifer

Los comentarios están cerrados.