Diario de un novelista 03

writing1
He pasado las últimas semanas escribiendo y escribiendo Rituales de lágrimas que como ya comenté será la continuación directa de Rituales de sangreEn verdad, será la continuación de la historia de los tres protagonistas y su mundos pero antes, entre Sangre y Lágrimas se ubica una tercera novela que ya terminé de escribir hace unos meses y que se llama Sangre por la herida (esta es una historia en solitario de Mario Quiroz unos meses luego de los acontecimientos de Rituales de sangre; los que la leyeron sabrán y se podrán imaginar. Les confirmo sus sospechas: es una historia mucho más dura, un policial negro de lo más clásico, violento y tradicional del género).

Mientras tanto voy viendo el camino que está haciendo Rituales de sangre y me llena de felicidad. Lectores que me comentan por diversos medios (Facebook, Twitter) lo mucho que los atrapó la historia, lo que disfrutaron leyéndola y un clásico que me encanta: “¡Me quedé hasta las dos de la mañana leyendo porque quería terminarlo!”. Cuando me dicen eso siento que entonces hice las cosas bien. Mi idea con esta novela siempre fue que el lector pudiera sentir el placer de la lectura y al mismo tiempo descubrir hechos históricos (la subtrama acerca de los seguidores de Jacob Frank que es absolutamente verídica) y “antropológicos” (conocer las costumbres y formas de vivir de las comunidades judías ortodoxas) de paso. Me gusta entonces encontrarme con lectores que supieron descubrir esas experiencias en su lectura.
Por otra parte, como escritor soy presa de una incertidumbre horrible: ¿cómo estará yendo el libro en librerías? Más allá de los comentarios que recibo de lectores (y dicho sea de paso, la mayoría son lectores que no conozco ni conocía en la vida real) lo que me indica que hay gente leyendo la novela, no tengo datos concretos.
Aquí es donde ingresa el factor más importante para que la novela pueda seguir su camino feliz hacia los lectores: los que la leyeron y les gustó tienen que recomendarla así llega a nuevos lectores que podrán disfrutarla.
Está calculado: dicen que sólo hacen falta unos 100 lectores fieles de todo lo que escribe un escritor para iniciar un camino de recomendaciones que finalmente haga que el libro se pueda sostener y sostener financieramente al autor.
¿Eran 100 lectores o 1000? no recuerdo. No importa demasiado. Sólo espero que los que disfrutaron la novela la recomienden porque no existe ninguna herramienta de márketing de libros más eficaz que el famoso “boca a boca”.
Por lo pronto, en las próximas semanas estaré presentando el libro en Bella Vista y en la Feria del Libro de Mar del Plata. Ya daré detalles.
Volviendo a mis planes actuales, estoy muy ansioso por avanzar con Rituales de lágrimas. Estoy convencido de que es lo mejor que escribí; le sumará una profundidad impensada a Rituales de sangre y vamos camino a la trilogía si todo sale bien. Ese fue siempre mi sueño. Pero veremos dónde terminan parados Sheila, Sebastián y Quiroz al final de esta novela. Y Leib. ¿A qué? ¿no les hablé de Leib? No se preocupen, ya sabrán de él. Es uno de los nuevos personajes que se sumarán a una nueva trama de crímenes rituales que les aseguro les va a sorprender.
También en esta novela volverá la subtrama histórica pero se trasladará a América Latina. Y no adelanto más porque no quiero arruinar las sorpresas pero… ¿alguien mencionó a un famosísimo filósofo alemán del siglo XIX? mhhhh, no, realmente no puedo seguir contándoles todo lo que se viene.
Pero para que vean que los aprecio y que ustedes, lectores, son lo más importante que tengo, les voy a mostrar un pequeñísimo adelanto de lo que se viene en la nueva novela. Esto que les muestro se encuentra pintado con sangre en la pared de la escena del primer crimen…
¿Qué dicen? ¿Habrá vuelto la secta fanática o se tratará de algo totalmente nuevo? Lo siento pero tendrán que esperar para saber.
Por lo pronto sigo escribiendo y tramando algunas sorpresas que les aseguro van a ser impresionantes. Tengo en la cabeza la forma exacta en la que debe ser la tapa del libro. Aunque sea sólo por eso sé que tengo que seguir.
Sigan sintonizando este blog que pronto habrá más novedades…

2 comentarios en “Diario de un novelista 03

  1. Querido profesor Soifer cómo le va, espero muy bien. De nuevo su amigo “Zurdo” Mendieta lo visita. le agradezco que publicara mi comentario anterior me encanto su respuesta es brillante y de mucha “altura” jajaja. Como le dije anteriormente le dejo estos comentarios son para que mejore no para molestar. Le agradecería mucho que vuelva a hacer una reseña del libro “Balas de plata”, pero esta vez hable de la grandeza de el libro, como lo merece tal obra. No sé si en alguna ocasión haya leído a el Maestro Octavio Paz pero se lo remiendo. Lo pido una disculpa por mi mala educación en comentarios anteriores, pero usted y yo sabemos que esa obra merece más que un simple 3.5 de calificación, seria agradable que corrigiera eso a un 4.5 o 5, incluso seria mejor si le pusiera un 6. Espero su respuesta profesor, los mejores deseos para usted y su familia, que tengan excelente salud y buena vida.

    Con mucho cariño, respeto y amor su gran amigo Edgar “Zurdo” Mendieta.

    • Estimado: le agradezco sus consejos y sabiduría pero voy a puntuar los libros que leo como me venga en gana. No se sienta mal: no a todo el mundo le gustan los mismos libros. Por suerte. Estoy seguro de que encontrará merecidos puntajes de cinco estrellas o más (de ser posible) por allí.
      Saludos.

Los comentarios están cerrados.