La diferencia entre policial hardboiled y novela noir

Film-Noir-Cigarette-Black-White-Film

Hace unos meses me invitaron a participar de la Feria del Libro de Río Cuarto donde expuse en dos mesas junto a Sergio Olguín y luego también los dos junto a Fernando López, organizador él mismo del festival literario de género policial Córodoba Mata.

En un momento de esa segunda mesa en la que participamos, desde el público nos pidieron si podíamos definir las diferencias fundamentales entre novela policial noir y novela policial hardboiled.

Parecía una pregunta sencilla para tres especialistas en género policial pero a decir verdad, terminamos algo enredados con la respuesta.

Ayer estaba leyendo Hardboiled America un librito clásico acerca de los paperbacks policiales de los años 50s y viendo alguna reseña que le hacían encontré una crítica negativa que señalaba que el autor se confundía y utilizaba indistintamente los términos hardboiled y noir.

Teniendo en cuenta que escribí un cuento para la antología Buenos Aires Noir de la serie noir de Akashic Books que está por salir en los próximos meses, me preocupé: ¿podía ser que estuviera confundido respecto del significado verdadero de noir y su diferencia con harboiled?

red harvest

Red Harvest de Dashiell Hammett: uno de los creadores del género hardboiled.

Es evidente que la confusión es común. Busqué entonces información al respecto y me topé con una carta que le envió el editor de Hard Case Crime (mi colección contemporánea de paperbacks/neopulps policiales favorita) a un admirador que también confundía los términos y me pareció tan buena la explicación que decidí traducirla para que por fin, los obsesivos y los estudiosos de la literatura por igual, podamos saber de qué hablamos cuando hablamos de hardboiled y de noir.

El muchacho que le escribió al editor le preguntó: “¿Cuáles son las características principales de la ficción hardoboiled noir?

A lo que Charles Ardai, editor de Hard Case Crime respondió:

Para comenzar, como estoy seguro que alguien más te habrá comentado (los fanáticos de estos géneros aman discutir definiciones), los términos “noir” y “hardboiled” no se refieren a la misma cosa. Describen aspectos ortogonales de una narración, en el sentido que una historia dada puede ser noir o hardboiled o ninguna de las dos. Una no implica la otra.

El término “noir“, que originalmente se utilizó para referirse a una serie particular de libros baratos franceses y luego también se convirtió en una categoría para las películas de crimen en blanco y negro, generalmente se usa para referirse a una historia sumergida en oscuridad emocional (y a veces también literal).

Estas historias contienen una sensación de pavor y perdición que impregna la acción. La historia típicamente presenta a un protagonista que se encuentra en peligro, que por lo general no se merece los problemas en los que se ve envuelto (aún si se trata de un tipo malo, por lo general no se merece ese tipo “particular” de peligro en el que se encuentra) y que no hacen más que empeorar en la medida que la narración se encamina inexorablemente hacia un final infeliz y muchas veces trágico.

De vez en cuando, una historia que es noir desde el comienzo termina encontrando un final feliz o de redención (por ejemplo la novela de David Goodis The Wounded and the Slain, que acabamos de reimprimir por primera vez en 50 años) pero esos finales felices por lo general se sienten descolocados y fuera del espíritu de la novela.

Una narración noir puede ser siniestra y llena de suspenso o siniestra y melancólica o siniestra y paranoica o siniestra y fatalista, pero casi siempre será siniestra. Sus antecedentes literarios incluyen Edipo Rey, el Rey Lear y las obras de Thomas Hardy.
El “noir” propone un mundo en el que o no hay Dios y los hombres fueron dejados a su libre albedrío para hacerse su camino en un universo que es indiferente a la Justicia y a su sufrimiento o bien un universo que activamente maligno (“Somos para los dioses lo que las moscas para los niños violentos: nos matan por deporte”, Rey Lear,  Acto 4, escena 1, 32–37, William Shakespeare).

El extranjero

El extranjero de Albert Camus, precursor del género noir.

Escritores más modernos en este género incluyen a Albert Camus y otros existencialistas. Desde la perspectiva de la literatura de género, los maestros fueron James M. Cain, Cornell Woolrich y David Goodis. La mejor descripción de noir que alguna vez haya leído viene de Woolrich:”Tenía ese sentimiento atrapado, como el de uno de esos insectos que metés adentro de un frasco e intenta subir por las paredes y por más que lo intenta no puede salir.

Hardboiled“, por otra parte, se refiere tanto a un estilo como a un contenido. Describe una narración en la que los personajes y los diálogos son duros y coloquiales, donde hay mucha acción (peleas a tiros, peleas a puño limpio, tipos que quedan inconscientes luego de ser noqueados por otros) y mucho sexo (mujeres de piernas largas en medias de encaje, etc.) y mucha ambientación  (bares de mala muerte, exóticos fumaderos de opio en Chinatown, persecuciones automovilísticas en medio de la noche). La diferencia se da entre este tipo de narración y las historias clásicas de detectives que tienden a suceder en salones de casas y mansiones, jardines y vicarías y por lo general involucran envenenamientos silenciosos antes que golpes de puño en la nuez de Adán.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, los lectores que habían sido sometidos a las crueles realidades de la Depresión, Auschwitz e Hiroshima perdieron la paciencia  con ese tipo de narrativas que planteaban la violencia como una especie de juego de salón y se volcaron  mayoritariamente a leer los trabajos de autores como Chandler y (todavía más) de Spillane, los hombres quienes en palabras de Chandler: “devolvieron los asesinatos al tipo de personas que los cometen por algún motivo y no sólo para proporcionar un cadáver; con los medios que disponen a mano y no con pistolas de duelo forjadas a mano, curare* y peces tropicales.” Continúa Chandler (estaba escribiendo acerca de Dashiell Hammett) “puso a estos tipos en en el papel tal y como son y los hizo hablar y pensar en el lenguaje que acostumbran utilizar para esos propósitos. Hammett tenía estilo pero su audiencia no lo sabía porque dominaba un lenguaje que no se suponía que fuese capaz de tales refinamientos. Sus lectores creían que estaban leyendo un jugoso melodrama escrito en el tipo de argot que se imaginaban que ellos mismos hablaban. En un punto era así, pero también era mucho más. Todo el lenguaje empieza con el habla y en especial el habla de la gente común, pero sólo se ve como tal cuando evoluciona al punto de convertirse en literatura.El estilo de Hammett, en su peor expresión, estaba tan trabajado a nivel formal como una página de Mario el epicúreo; en su mejor expresión podía decir casi cualquier cosa. Creo que este estilo, que no le pertenece a Hammett ni a nadie en particular sino que es el lenguaje estadounidense (y ya ni siquiera le es exclusivo), puede decir cosas que no sabía cómo decir o que no sentía la necesidad de decir. En sus manos no tenía sobretonos, no dejaba eco, no evocaba una imagen más allá de una colina distante. Se dice que Hammett no tenía corazón y sin embargo, el relato que a él más le gustaba era la descripción del afecto de un hombre por un amigo. Hammett era espartano, frugal, hardboiled (empedernido), pero hizo una y otra vez lo que sólo los mejores escritores pueden hacer una sola vez bien. Escribió escenas que parecían no haberse escrito nunca antes.” (en Chandler, Raymond, The Simple Art of Murder (NdelT))

 

top of the heap

Top of the Heap de Erle Stanley Gardener: clásico hardboiled.

¿Fue este el primer uso del término “hardboiled” para referirse a este tipo de escritura? No. Pero creo que Chandler captura perfectamente lo que el término significa. Una novela hardboiled está escrita en lenguaje llano, crudo, sin complejos, franco, vulgar y vibrante que cuenta historias de hombres y mujeres en sus peores momentos y también en sus mejores momentos.

Una historia hardboiled puede ser jubilosa, divertida y entretenida o trágica, oscura y siniestra. “Hardboiled” descibre las comedias de Richard Prather y las tragedias líricas del propio Chandler. Una novela noir puede estar escrita en un estilo hardboiled, pero un historia noir también puede ser contada en un estilo delicado o refinado. Nuevamente, las dos cualidades son completamente diferentes.

¿Qué se encontraba en los pulps? ¿noir o hardbpiled? Bueno, se encontraban de las dos… pero encontrabas hardboiled constantemente y noir solo algunas veces. Los pulps de crimen (opuestos a los de ciencia ficción, horror y romance, que son todo un tema aparte) publicaban casi exclusivamente ficción hardboiled, para eso existían. Algunas de esas historias estaban escritas para excitar lo máximo posible a los niños (de todas las edades) entre sus lectores mientras que otras eran historias más sombrías, movilizantes y torturadas de hombres arremolinándose en el desagüe de la vida.

Entonces: no todo el noir es hardboiled y no todo el hardboiled es noir. Los viejos pulps publicaron de los dos, pero más que nada hardboiled. Los neopulps (si querés llamarlos así) también publican de los dos, pero interesantemente, más noir que hardboiled. Creo que esto se debe al relativo desarrollo de una sofisticación en la audiencia lectora o al menos la propia sensación de la audiencia acerca de su propia sofisticación lectora. Muchos lectores de hoy en día, creo yo, sienten que es más “cool” que te guste el noir (así como los adolescentes alienados que se visten de negro, disfrutan abrazando cualquier cosa que parezca oscura y torturada) mientras que muchos otros sienten que superaron la etapa de leer viejos hardboiled que muchas veces solo aspiraban a proveer nada más que una noche de diversión con un entretenimiento que hoy llamaríamos “pochoclero”.

Witness to myself

En Hard Case Crime publicamos ambos tipos de historias. Tenemos libros como Say it with Bullets de Richard Powell o Kill Now, Pay Later de Robert Terrall que son comedias hardboiled. Tenemos un libro de Erle Stanley Gardner (Top of the Heap) que es una novela hardboiled seria pero ninguna de ellas entran en la categoría noir. Por otra parte, tenemos Fright de Woolrich y The Wounded and the Slain de Goodis que son de lo más noir que vas a encontrar así como algunas de nuestras publicaciones originales como la increíble Witness to Myself de Seymour Shubin y mi propia Songs of Innocence.

*(NdelT.) Un tipo de veneno extraído de plantas.

Traducción libre de un posteo original de Defective Yeti.

2 comentarios en “La diferencia entre policial hardboiled y novela noir

  1. Pingback: Algunos problemas del género policial en la Argentina (1era parte) | Alejandro J. Soifer

  2. Pingback: Algunos problemas del género policial en la Argentina (2da parte) | Alejandro J. Soifer

Los comentarios están cerrados.