Mini-turismo: Catarátas del Niágara

IMG_20171119_132752514

Una compañera de estudios me comentó que había unas promociones muy buenas para ir a las Cataratas del Niágara por una noche: hotel 5 estrellas, vista a las cataratas desde la habitación, jacuzzi y vouchers de descuento para cena y desayuno.

Averigüé un poco de la distancia entre Toronto y Niágara y el costo de pasajes y al comprobar que eran apenas dos horas de viaje y que los pasajes salían bastante baratos no lo dudé y saqué la promoción.

Las Cataratas del Niágara son un hermoso paseo turístico. La ciudad es pequeña y está hecha específicamente para turistas, con muchísimos casinos y algunos paseos más allá del obvio espectáculo natural: viñedos, un mariposaio, una torre que lleva a una buena vista de las cataratas y un cine IMAX es lo que llegué a ver. En total estuvimos un día allí y nos alcanzó perfecto para lo que buscábamos: conocer el salto de aguas, sacarnos unas fotos, descansar un rato y disfrutar del viaje en micro por Ontario.

 

IMG_20171119_191214933-PANO

Vista nocturna (con las cataratas iluminadas) desde la habitación del hotel. Piso 32.

 

Las cataratas en sí tienen dos atracciones que valen la pena: una es “Behind the Falls” que es la que hicimos. Básicamente se trata de un sistema de túneles que van por detrás de las cataratas y permiten llegar hasta un punto bastante bajo de la caída de agua. Es una buena oportunidad y vale la pena.

El otro paseo es en catamarán que se acerca hasta la boca de la caída (“horseshoe falls”). Ese paseo no lo realizamos porque hacía un poco de frío y sí o sí es un paseo en el que uno termina empapado.

La conclusión es que es un paseo lindo y divertido para hacer. Puede ser una experiencia sumamente romántica o divertida si uno va con amigos al Casino. Sin embargo, las Cataratas en sí mismas no resultan tan impresionantes como por ejemplo las Cataratas del Iguazú. Dicho lo cuál, si te encontrás en Toronto y tenés un día de sobra para hacer algo diferente, definitivamente vale la pena ya que incluso se puede hacer el viaje de ida y vuelta en un mismo día con lo que se ahorra mucho en hotel.  Aunque, también es importante destacar que de noche las cataratas son iluminadas y eso también es un espectáculo digno de verse.