Entrevista a Santiago Kahn de Maten al mensajero

Tapa

En abril del año pasado salió a la calle el primer número de la revista de narrativas Maten al mensajero, una apuesta editorial novedosa en un medio en el que apuestas como esta escasean.

La revista propone, en mi opinión, una apuesta radicalmente divergente respecto de lo que se está haciendo: en una época en la que ya casi nadie publica en papel por costos, por comodidad, por posibilidades, la gente que hace Maten… se propone sí sacar una revista en papel, con mucho énfasis puesto en el diseño, las ilustraciones y unas narrativas que incluyen el cómic, la novela gráfica serial y las aguafuertes dando espacio así a voces que recién empiezan y otras que ya están más establecidas.

En una mezcla de tradiciones que podríamos pensar casi como un entrecruzamiento entre la mítica Sur de Victoria Ocampo y el clásico moderno The New Yorker, Maten al mensajero llegó para imponer un nuevo medio para la expresión y la expansión de las narrativas argentinas. Eso nunca puede ser algo malo y mucho menos, pasado por alto.

Aprovechando la inminencia de la salida del número 5 de la publicación, entrevisté a Santiago Kahn, su director. Sigue leyendo

Entrevista a Andrea Milano

lena

Me dijo Andrea Milano:

¿Algún consejo para escritores que recién están comenzando o recién están publicando sus primeros libros?

Camilo José Cela decía “para escribir solo hay que tener algo que decir” Si tenés una historia que contar, solo tenés que sentarte a escribirla. No importa si escribís diez o cien palabras por día, o si la escena que querías plasmar en el papel no es la misma que imaginaste en tu cabeza. Podés borrarla y empezar de nuevo hasta que te deje conforme. Creo que lo fundamental es nunca tirar la toalla. No te rindas si te dicen que no, cuando se cierra una puerta, se abren otras. Si tu verdadera pasión es escribir, no dejes que nadie te impida hacerlo. No te aferres a ese “un día me gustaría escribir un libro”. Empezá a hacerlo ya porque sólo depende de vos.

Pueden leer todo el perfil-entrevista que hice de la autora argentina de catorce novelas (entre las que se cuenta su saga de policial-sueco protagonizada por Greta Lindberg) en la revista La Agenda, aquí.

Entrevista en Eterna Cadencia

Alejandro Soifer02

El martes pasado fuimos entrevistados Enzo Maqueira y yo en la librería Eterna Cadencia por Patricio Zunini en el marco de los “Encuentros Jóvenes” con escritores que no llegamos a los 40.

Aquí el comienzo de la desgrabación de la entrevista:

Patricio Zunini: Buenas tardes, gracias a todos por venir.

¿Qué se le pide a un policial? Que atrape. Que tenga coherencia interna. Que el progreso no se dé a golpes de suerte. Que el autor se tome en serio el género. Que no sea paternalista. Que no se guarde trucos en la manga. Rituales de sangre comienza con un crimen teatral —el rito siempre es teatral. Un matrimonio de judíos ortodoxos y sus dos hijos pequeños, que pertenecen a la congregación “Tikvá Zhitomir”, se disponen a celebrar el shabat. Pero luego de la cena, el padre asesina a los hijos, crucifica a la mujer y se cuelga. Lo que se pone en funcionamiento con esas muertes es todo eso que se le pide a un policial. Rituales de sangre podría ser descendiente directa de El sindicato de policía yiddish, de Michael Chabon —y tal vez lo sea—, pero responde a un interés que Alejandro Soifer ya ha trabajado en el libro de investigación Los lubavitch en Argentina. Los Tikvá son, en sus formas y procedimientos, muy parecidos a los Lubavitch. ¿Por qué Soifer necesitó volver a ellos, pero ahora desde el policial negro?

Alejandro Soifer: La ficción siempre es mejor que el periodismo.

Sigue leyendo

Literatura policial

Sergio Olguín y yo.

Sergio Olguín y yo.

Comparto una nota que hizo Walter Lezcano para el periódico Tiempo Argentino y salió ayer en la tapa del suplemento cultura.

Entre otros, me entrevistó a mí acerca de las características del género policial y su buen momento en las letras argentinas.

De más está decir que me siento honrado de compartir un espacio tan destacado con tantos escritores que admiro.

Pueden leer la nota aquí.

Entrevista a Marcos Pereyra

Inauguro un espacio de entrevistas a escritores cuyos libros me gustan o disfruté. Para comenzar, nada mejor que hacerlo a lo grande con Marcos Pereyra (1968), abogado y autor de dos muy buenas novelas policiales: Te sigo (Del Zorzal, 2012) y Contra el rumbo (Galerna, 2014).
Pereyra (en twitter responde al user @Nippur) además de ser un hábil narrador que produce unas novelas tipo thriller que no tienen nada que envidiarle a otros exponentes clásicos del género, tiene la capacidad de la palabra justa y oportuna como podrán contemplar en sus respuestas.

Marcos Pereyra

Marcos Pereyra

¿Cómo surgió la idea de Contra el rumbo? A nivel historia y personajes  ¿Tuviste que investigar? ¿Cómo lo hiciste?

Con la publicación de mi novela anterior, surgieron invitaciones a distintos programas de radio. A mí siempre me había interesado el medio, y verlo desde adentro, me gustó mucho más. Cada vez que iba a una entrevista veía todo lo que podía: cómo trabajaban los productores, qué pasaba en las pausas, cómo se vestían, qué hacían, etc.
En algún momento me di cuenta de que toda esta información me podía servir para una ficción, y empecé a buscar ya con más métdodo.

En la novela hay varios personajes que parecen estar inspirados en personajes reales de la farándula y los medios ¿Es así? ¿Podrías al menos sugerir en quiénes te inspiraste para delinear a tus personajes?

Los personajes tienen cualidadades de gente real, y defectos de gente ficticia. No quiero sugerir en quién pensé yo, porque le saca la gracia al que lo lee. De hecho, me gusta que al terminar el libro, me cuenten en quién pensaron mientras lo leían. Y muchas veces coinciden. Entre ellos y conmigo.

A los lectores de este espacio les interesa mucho la instancia del “backstage” de los libros. ¿Podrías comentarnos un poco de cómo fue tu proceso de escritura de la novela y cómo llegaste a editarla? ¿Alguien te ayudó con una lectura previa? ¿Cuántas correcciones le hiciste? (si es que le hiciste alguna). Sigue leyendo