Los chicos que faltan parte IV

Untitled 14

Con paso lento pero firme sigo con mis reseñas de novelas policiales con argumentos que giran en torno a la desaparición de niños (pueden ver mis entradas anteriores: parte I, II y III).

En esta oportunidad le toca el turno a Disapearance At Devil´s Rock de Paul Tremblay (de quien ya reseñé hace poco su gran novela A Head Full of Ghosts) con lo que el género, si bien contiene elementos del policial, se acerca más al terror. El argumento de todos modos habilita a tomar la novela en esta serie: una noche desaparece un adolescente en un parque. Lo extraño es que el chico no estaba solo sino acompañado por otros dos amigos. Ese es el momento inicial de una novela que se construye con cierta lentitud, con un narrador que va retaceando información con el objetivo final de la construcción del misterio. Este método que me parece más logrado en la anterior novela de Tremblay que leí, cumple una función fundamental para la construcción del fantástico y hacerlo parte del misterio. Porque dijimos que esta novela entra dentro del género del terror y para hacerlo se vale de las herramientas del género fantástico. Esa es una característica que más disfruto de los libros que leí de Tremblay: su construcción del terror se asienta sobre la base de la sospecha, lo ambiguo, lo indefinido, en pocas palabras, exprime la definición del fantástico que señala que debe ser un tipo de relato donde la experiencia sobrenatural puede encontrar tanto una explicación de ese mismo orden (es decir, sobre-natural, por fuera de lo natural) pero también una explicación racional. Jugar en esa ambigüedad, considero personalmente, es el más riesgoso de los juegos literarios porque mantener el equilibrio entre explicaciones racionales y sobrenaturales mucha precisión; cualquier mínimo desvío termina generando una explicación absoluta para uno o para otro lado (por lo general, sobrenatural).  Sigue leyendo

Revival de Stephen King (reseña)

libro_1441361461De las historias de terror clásicas, la que más me gusta y más cautivó siempre mi imaginación es la de Frankenstein de Mary Shelley. Recuerdo todavía cuando en 1994 salió la adaptación al cine Mary Shelley´s Frankenstein con Robert DeNiro haciendo del monstruo y Helena Bonham Carter como Elizabeth Lavenza: fuimos con mi papá a verla en un lugar tan inverosímil como el cine del Patio Bullrich y quedé absolutamente fascinado ante el despliegue de la brutalidad de las escenas y la trama algo que unos diez años más tarde, cuando leí por fin la novela original, no encontraría. Porque en la novela de Shelley los aspectos más revulsivos de la invención del Dr. Frankenstein quedan un poco aislados: Víctor hace una breve reflexión acerca de cómo descubre el secreto de la vida, cómo se inmuniza ante la repugnancia de los cementerios y los cadáveres que serán la materia prima de su invención y en un capítulo breve y con poca descripción termina creando al monstruo. Es paradógico que ese momento del chispazo de la vida retornando a la carne muerta sea tan breve, tan poco transitado por Shelley en la voz de Víctor, tan escueto y que al contrario en todas y cada unas de las adaptaciones de la novela tenga un lugar tan preponderante y activo. Sigue leyendo

El retobao de Mariano Buscaglia (reseña)

el retobao de Mariano Buscaglia

Jorge Luis Borges se propuso hace un siglo la creación de una literatura argentina que pudiese ingresar en el canon de la literatura universal: en sus cuentos encontramos la reescritura de la gauchesca en clave de tragedias y dramas clásicos que sumados a su manejo preciso de las herramientas formales de la lengua española y sus operaciones político-estéticas que exceden su literatura le permitieron lograr dicho objetivo. La Literatura Argentina se hizo un lugar entre las literaturas nacionales más importantes del mundo de su mano y sus historias de gauchos cuchilleros, decadentes y heroícos, habitantes de las esquinas del Barrio de Palermo en plena transformación y olvido de comienzos del siglo XX fueron el vehículo que permitieron esa proeza.  Sigue leyendo

A Head Full of Ghosts de Paul Tremblay (reseña)

31713935Llegué a Paul Tremblay por una de esas cadenas de recomendaciones que son tan lindas para nosotros los lectores: primero apareció en un listado de los mejores novelistas de terror contemporáneo y lo anoté en mi lista de escritores a leer. Luego de un tiempo leí un elogio que le prodigó Joe Hill  y como me encanta lo que hace Joe Hill le presté atención, le hice caso y me encargué esta novela y después su novela más nueva, Dissapearance at Devil´s Rock que estoy leyendo actualmente.

En el caso de A Head Full of Ghosts la novela logra varias cosas más que interesantes como ser una historia de terror bien contada, con buen ritmo y capacidad estilística, jugar siempre con las reglas del género fantástico y mantenerse en ese difícil vértice que lleva al lector a preguntarse si hay una explicación lógica y racional a todo lo que sucede o no la hay y por último tiene un final que justifica algunos bajones en el relato y apuestas narrativas que hasta ese momento final parecían errores. Sigue leyendo

Los chicos que faltan parte III

En esta tercera reseña de mi propuesta de seis análisis de novelas de género policial con temática de niños que son raptados o tienen un destino funesto me voy a meter con Sharp Objects (traducida al castellano como Heridas abiertas y editada por Random House) la primera novela de Gillian Flynn de fama mundial por su tercera novela, Gone Girl (Perdida)

DSC_2186.JPG

La trama y el desarrollo son simples, directos y están bastante bien pulidos lo que transofrma la lectura en una melodía fácil de transitar y como no podía ser de otro modo tiene como protagonista y narradora a una de las típicas mujeres dañadas que se presentan en todas las novelas de Flynn y que como también dijimos hace un tiempo, parecen haberse extendido a buena parte de los trhillers escritos por mujeres de los últimos tiempos (pueden repasar mi reflexión acerca del rol de la mujer en el género policial y en particular el pasaje acerca del “nuevo rol de la mujer en el policial” donde analizo este tipo de personajes aquí): desde la famosa Amy Dunne de Perdida a Rachel de La chica del tren y por qué no Louise de Behind her eyes de Sarah Pinoborough que también viene haciendo olas, todas estas mujeres se encuentran dañadas de algún modo por la vida y son alcóholicas o no pudieron superar su divorcio o tienen algún tipo de problema mental o sufrieron algún trauma tremendo de pequeñas. Esta última variable con la que Flynn parece sentirse particularmente cómoda a juzgar por su novela Dark Places (La llamada del Kill Club) donde Libby fue testigo del asesinato de su madre y sus hermanos menores por parte de su otro hermano también se encuentra en Sharp Objects con la narradora, Camille quien nunca pudo superar el fallecimiento de su hermana menor producto de una enfermedad poco especificada.  Sigue leyendo

Los chicos que faltan parte II

Continuando con el análisis y reseña de novelas policiales con tramas que implican la desaparición de niños, reseña de In Bitter Chill de Sarah Ward.

Screenshot_7

Encontré esta novela a través de una recomendación de BookDepository y no me pude resistir. Como ya es costumbre en el género, es la primera novela de una saga. Además, su autora es una gran reseñista de novelas policiales, por lo que tiene ese interés especial de saber uno que está leyendo a alguien que realmente ama el género.

La novela en sí tiene buenas intenciones, un buen misterio y una más que razonable resolución pero que sin embargo falla en la construcción del momento en el que se produce la revelación final.  El misterio es acerca de dos niñas que desaparecieron hace veinte años. Una de ellas regresó y nunca supo qué fue lo que sucedió más allá de que una mujer las secuestró y las subió a un automóvil a ambas y a la otra nena nunca la encontraron. A partir del suicido de la madre de la nena que nunca encontraron en el presente narrativo (es decir, pasados esos veinte años) se desencadena una investigación que va por dos carriles: la policía y la nena que sí volvió. La premisa es poderosa y le permite al relato sostenerse bastante bien, aunque tiene sus fallas. Sigue leyendo

Los chicos que faltan

Un poco por casualidad y un poco porque una lectura lleva a otra me vi en las últimas semanas llenando mi mesa de lecturas con novelas policiales que además comparten un subgénero que no creo que haya sido catalogado aún: novelas policiales de chicos que desaparecen.

Los Géneros Literarios contienen a su vez subgéneros que a su vez pueden abrirse en otros subgéneros y así podríamos seguir potencialmente durante bastante tiempo pero lo cierto es que hay muchos libros, películas, series acerca de “chicos que desaparecen” y nunca lo vi tratado como un subgénero.

Veamos por ejemplo la página de Gone Baby Gone (2007, Ben Affleck) en Wikipedia, una película paradigmática del subgénero: “chicos que desaparecen”. La definición genérica en primera línea dice: “neo-noir mistery drama film”. Nada acerca de “missing children” o algo parecido.

La tercera temporada de la gran serie policial The Killing (2013) es definida como “American crime drama television” en su página de Wikipedia pero no dice nada acerca de que su argumento también es acerca de niños desaparecidos.

Entonces es que de casualidad me vi leyendo varios libros que podrían pertenecer al subgénero al que me gustaría definir en este momento: novelas de género policial cuyo argumento gira en torno a la desaparición de uno o más niños que pueden o no aparecer asesinados en algún momento de la narración.

policiales de chicos desaparecidos.jpg

Mi lista de lecturas de novelas con niños desaparecidos.

En las próximas semanas y en la medida en que vaya leyendo las novelas de este subgénero que se fueron apilando en mi lista de lecturas iré haciendo reseñas de las mismas. Luego de paso si les interesan, las voy a estar vendiendo dado que por mudanza estoy vendiendo casi toda mi biblioteca (pueden ver la lista de libros que estoy vendiendo aquí. La voy actualizando casi todos los días.) Sigue leyendo