Sangre por la herida: Capítulo 06

Miércoles por medio un nuevo capítulo de Sangre por la herida ilustrado por CJ Camba.

Leer Capítulo 01: El .38

Leer Capítulo 02: El charquito

Leer Capítulo 03: Los monoblocks

Leer Capítulo 04: El cajamarquino

Leer Capítulo 05: El lápiz labial

Resumen hasta aquí

Luego de entregar a Lucía Zabala a su jefe el capo narco Walter “el Inca” Ayala, Mario Quiroz intenta olvidar la noche en el Bar de Rocky, justo frente al restaurante peruano de su jefe. Pero cuando piensa que la noche terminó recibe un mensaje: tiene que ir a encargarse del cadáver de Lucía mientras espanta los fantasmas de su pasado reciente que no dejan de atormentarlo.

Capítulo 06: La maza y el televisor

 

06-tele

Tengo un trabajo que hacer: tengo que ir a buscar un cadáver a la oficina del Inca Ayala y sacarlo de ahí, deshacerme de él, pero siento que me abandonan las fuerzas y durante un momento me viene a la mente cómo es que llegué hasta acá. No sólo como llegué acá a esta noche y esto que tengo que hacer sino a cómo llegué a trabajar para el Inca Ayala.
Sé que empezó el día que Mercedes se fue. Sigue leyendo

Sangre por la herida: Capítulo 05

Todos los miércoles un nuevo capítulo de Sangre por la herida ilustrado por CJ Camba.

Leer Capítulo 01: El .38

Leer Capítulo 02: El charquito

Leer Capítulo 03: Los monoblocks

Leer Capítulo 04: El cajamarquino

Resumen hasta aquí

Cumpliendo con su trabajo, Mario Quiroz finalmente logra llegar hasta el restaurante de Walter “el Inca” Ayala donde le entregará a Lucía Zabala, la novia infiel del narco.
Con el trabajo cumplido, la noche se termina. Al menos eso es lo que quiere creer el ex policía.

 

Capítulo 05: El lápiz labial

05-lapiz-labial

Se dice que Walter Ayala no tiene sentimientos, que mató a su propia madre para demostrarle al capo brasilero Don António que era digno de confianza y que en su camino a la cima del poder en el bajo mundo del narcotráfico dejó un camino de cadáveres que alineados uno atrás de otro podrían hacer un puente entre su Celendín natal y esta ciudad deprimente que eligió como su refugio definitivo.

El mito que construyó Ayala sobrepasa la realidad pero eso no lo hace al Inca menos impiadoso, cruel y desalmado. Sigue leyendo

Sangre por la herida: Capítulo 04

Todos los miércoles un nuevo capítulo de Sangre por la herida ilustrado por CJ Camba.

Leer Capítulo 01: El .38
Leer Capítulo 02: El charquito
Leer Capítulo 03: Los monoblocks

Resumen hasta aquí

De nuevo con Lucía en su poder Mario Quiroz vuelve al restaurante peruano “El cajamarquino” la guarida de su jefe, Walter “el Inca” Ayala. Sabe que nada bueno puede esperar de ese encuentro. Y sin embargo, todavía le queda una sorpresa en el camino.

 

Capítulo 04: El cajamarquino

04-El-Cajamarquino

Entramos a la ciudad apenas pasada la medianoche.
— Tengo que reconocerte las agallas — le digo.
Lucía no responde.
El semáforo se pone en rojo. Detengo el auto. Las calles están vacías y oscuras. Me siento inquieto y molesto
— No tengo nada en contra tuyo — le digo.
Reflexiono.
A Lucía le tiemblan los labios.
— Sos un cínico hijo de puta.
— Lo siento — le digo. Estoy siendo sincero.
— Guardate tu lástima.
Trago saliva y estoy a punto de responderle cuando me interrumpe. Sigue leyendo

Sangre por la herida: Capítulo 03

Todos los miércoles un nuevo capítulo de Sangre por la herida ilustrado por CJ Camba.

Leer Capítulo 01: El .38
Leer Capítulo 02: El charquito

Resumen hasta aquí

Luego de encontrar a Lucía, la novia de su jefe el capo narco Walter “el Inca” Ayala, acostándose con su amante, Mario Quiroz la lleva por la fuerza al encuentro con el criminal. Pero nada parece fácil esta noche para Quiroz: con una patada certera en la cara del ex-policía, la chica logra escaparse del automóvil donde viaja apresada y se escabulle entre los monoblocks a la vera del camino. Quiroz tendrá que volver a salir de cacería.

Capítulo 03: Los monoblocks

03-monoblocks

 

La noche está pegajosa y húmeda, siento frágiles los huesos, un tirón en el muslo, miro para todos lados: ¿a dónde se fue la pendeja? El tipo que tiene el auto atrás del mío me toca bocina, saca medio cuerpo por fuera de la ventanilla, me insulta. Le muestro la Browning que resplandece bajo las luces de la autopista. Se queda duro un instante, se vuelve a meter a dentro del coche y me hace un gesto con la mano de tranquilidad.
¿En qué estaba? La pendeja. Intento correr pero el cuerpo me pesa, la humedad me estropea.

Sigue leyendo

Sangre por la herida: Capítulo 02

Todos los miércoles un nuevo capítulo de Sangre por la herida ilustrado por CJ Camba.

Leer Capítulo 01: El .38

Resumen hasta aquí

Mario Quiroz, un comisario inspector de la Policía Federal que ha sido pasado a retiro se encuentra trabajando ahora como guardaespaldas del capo narco Walter “el Inca” Ayala. Esta parecía ser una noche como cualquiera en su trabajo pero algo fue distinto: el jefe le pidió que siguiese a Lucía, su novia de quien sospechaba un engaño. Así la encontró Quiroz, revolcándose entre las sábanas de una efímera estrella de rock. Quiroz cumplió con su trabajo: consiguió las fotos que atestiguan el engaño, se llevó a Lucía consigo y en el camino dejó el cadáver de su amante. Ahora deberá emprender el viaje de regreso hasta su jefe para reportar lo sucedido y entregarle a la mujer que lo traicionó no sin antes recordar quién es este capo narco y de dónde viene.

Capítulo 02: El charquito

 

02-charquito

¿Matarías a tu propia madre? Trabajo para un tipo que se dice que lo hizo. El que me está pagando para que le lleve a Lucía.

Se llama Walter Ayala y le dicen “el Inca”.

El Inca Ayala nació hace veintisiete años en Celendín, una ciudad mediana de pintoresca arquitectura colonial asentada en un valle al norte de Perú.

Como en toda región andina empobrecida donde la naturaleza es más gentil en prodigios que en material humano, Celendín se convirtió en las últimas décadas en un centro de producción de hoja de coca. Los peruanos la cultivan, producen la pasta base y la meten en nuestras fronteras donde se termina de procesar y se despacha para afuera directo a las fosas nasales de jóvenes de buenas familias en otras partes del mundo. Sigue leyendo

Sangre por la herida: Capítulo 01

Todos los miércoles un nuevo capítulo de Sangre por la herida ilustrado por CJ Camba.

Sangre por la herida

Le coloriaron las motas
con la sangre de la herida
y volvió a venir furioso
como una tigra parida.
El gaucho Martín Fierro, Canto VI, versos 1219-1222

Capítulo 01: El .38

01-Smith-&-Wesson

Nada como tener el caño de un calibre .38 apuntándote directo a la cabeza para replantearte un trabajo.
Esperaba una noche tranquila. Una noche más de trabajo. No esto.
El adicto que me apunta me grita y en el grito escupe baba y mueve el brazo nervioso, el pecho desnudo, la espalda encorvada, el pelo sobre la cara, el cejo fruncido en una expresión de furia, los ojos inyectados en sangre, los calzoncillos rotos y sucios, las medias blancas con las que pisa el pasto mojado ennegrecidas.
La chica está adentro, del otro lado de la ventana. También grita. Se tapa el cuerpo desnudo con las sábanas que no disimulan sus curvas. Esta mierdita que me apunta no la merece. Y no es suya.
Siento algo de pena por este infeliz. Cometió dos errores: se acostó con la mujer de mi jefe y me está apuntando al parietal derecho.
Trato de pensar con claridad pero no puedo sino recordar cómo es que llegué acá.
Imágenes de la noche: un bar decadente lleno de borrachos melancólicos; una banda de rock donde el tipo que me apunta y me grita cantó unas baladas desgarradas y deprimentes, un par de mesas alrededor del escenario y Lucía, la morocha que ahora llora detrás de la ventana y que se tapa los pechos con las sábanas desparramada sobre la cama, tomando algo, relajada, asintiendo con placer ante las melodías, la única interesada en el triste espectáculo de la banda. Sigue leyendo

Sangre por la herida – Novela

Sangre_por_la_herida_Cover

Amigos: finalmente está disponible Sangre por la herida mi novela spin-off de la saga Rituales.

Para poner las cosas en claro: la novela transcurre entre el final de Rituales de sangre y el comienzo de Rituales de lágrimas y verán que hay algunos personajes de ambas como protagonistas.

Pero lo bueno es que cualquiera puede leer esta novela como un stand-alone, es decir, no hace falta haber leído las otras dos novelas para disfrutarla y/o entenderla porque es una novela en sí misma, con una historia particular y concreta. Obviamente los lectores de las otras novelas podrán encontrar personajes conocidos y hacer algunas conexiones entre los relatos (les adelanto acá algo muy chiquito: van a poder saber por qué Mario Quiroz empieza Rituales de lágrimas viviendo en Bariloche).

Sangre por la herida es una novela hard-boiled pura y dura. Esto significa que es casi toda acción sin descanso y pulso nervioso, con un protagonista atormentado y otros rasgos del género que podrán reconocer con facilidad.

Además intenté hacer una novela que tuviese la estructura de un folletín o un serial, con cada capítulo terminando en un cliffhanger.

También pensando en su serialidad es que cada capítulo viene acompañado por una ilustración especialmente pensada y dibujada por CJ Camba. La cubierta también fue pensada como homenaje al ilustrador de pulp fictions hard-boiled Rafael De Soto como pueden ver el proceso aquí debajo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Cómo conseguirla? ¿Cómo leerla?

book-mockup

Todos los días miércoles, durante las siguientes semanas, iré publicando un capítulo de la novela en este mismo blog por lo que el que quiera la va a poder leer aquí mismo totalmente gratis.

Por otra parte, la novela se puede conseguir en Amazon en formato digital (sin DRM, es decir que se puede leer en cualquier dispositivo, no necesariamente Kindle) y papel. También está disponible en CreateSpace en papel y yo mismo traje algunos pocos ejemplares que estoy vendiendo por MercadoLibre a menos del costo de producción (apenas si cubro el costo de haberlos traído acá).

Tengan en cuenta por favor que la edición en papel incluye todas las ilustraciones de CJ Camba mientras que en la edición en eBook, por una cuestión de tamaño de archivo, estas no vienen incluídas.

Además de mi proceso de escritura la novela le dio trabajo a CJ Camba que hizo las ilustraciones, Yamila Caputo (Ponderosa Design) que se encargó del diseño de marca, cubierta y contratapa y Carolina Herlein (Estudio Azulejo) que hizo el maquetado. Todos estos increíbles artistas cobraron por su trabajo. La compra de la novela me va a ayudar a poder sacar la siguiente (El camino del Inca que es una precuela de Sangre por la herida) y seguir dándole trabajo a ellos.

Este miércoles entonces, el primer capítulo.