Sangre por la herida – Novela

Sangre_por_la_herida_Cover

Amigos: finalmente está disponible Sangre por la herida mi novela spin-off de la saga Rituales.

Para poner las cosas en claro: la novela transcurre entre el final de Rituales de sangre y el comienzo de Rituales de lágrimas y verán que hay algunos personajes de ambas como protagonistas.

Pero lo bueno es que cualquiera puede leer esta novela como un stand-alone, es decir, no hace falta haber leído las otras dos novelas para disfrutarla y/o entenderla porque es una novela en sí misma, con una historia particular y concreta. Obviamente los lectores de las otras novelas podrán encontrar personajes conocidos y hacer algunas conexiones entre los relatos (les adelanto acá algo muy chiquito: van a poder saber por qué Mario Quiroz empieza Rituales de lágrimas viviendo en Bariloche).

Sangre por la herida es una novela hard-boiled pura y dura. Esto significa que es casi toda acción sin descanso y pulso nervioso, con un protagonista atormentado y otros rasgos del género que podrán reconocer con facilidad.

Además intenté hacer una novela que tuviese la estructura de un folletín o un serial, con cada capítulo terminando en un cliffhanger.

También pensando en su serialidad es que cada capítulo viene acompañado por una ilustración especialmente pensada y dibujada por CJ Camba. La cubierta también fue pensada como homenaje al ilustrador de pulp fictions hard-boiled Rafael De Soto como pueden ver el proceso aquí debajo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Cómo conseguirla? ¿Cómo leerla?

book-mockup

Todos los días miércoles, durante las siguientes semanas, iré publicando un capítulo de la novela en este mismo blog por lo que el que quiera la va a poder leer aquí mismo totalmente gratis.

Por otra parte, la novela se puede conseguir en Amazon en formato digital (sin DRM, es decir que se puede leer en cualquier dispositivo, no necesariamente Kindle) y papel. También está disponible en CreateSpace en papel y yo mismo traje algunos pocos ejemplares que estoy vendiendo por MercadoLibre a menos del costo de producción (apenas si cubro el costo de haberlos traído acá).

Tengan en cuenta por favor que la edición en papel incluye todas las ilustraciones de CJ Camba mientras que en la edición en eBook, por una cuestión de tamaño de archivo, estas no vienen incluídas.

Además de mi proceso de escritura la novela le dio trabajo a CJ Camba que hizo las ilustraciones, Yamila Caputo (Ponderosa Design) que se encargó del diseño de marca, cubierta y contratapa y Carolina Herlein (Estudio Azulejo) que hizo el maquetado. Todos estos increíbles artistas cobraron por su trabajo. La compra de la novela me va a ayudar a poder sacar la siguiente (El camino del Inca que es una precuela de Sangre por la herida) y seguir dándole trabajo a ellos.

Este miércoles entonces, el primer capítulo.

Pronto

Estuve (y estoy todavía) con muchos asuntos que resolver y por eso mi prolongada ausencia por aquí.

Como compensación a tanta espera les dejo un adelanto exclusivo de mi próxima novela. Prometo que apenas termine un poco con estas complicaciones que tengo entre manos (mi cálculo optimista indica unas dos semanas) volveré como corresponde.

Mientras tanto…

sangre_por_la_herida_baja

Preview a la cubierta de mi próxima novela

Esta es la evolución de la ilustración de cubierta de la inminente Sangre por la herida, mi próxima novela. Como comenté anteriormente, se trata de un spin-off de mi saga Rituales que se ubica en los tiempos de la ficción entre Rituales de sangre y Rituales de lágrimas.

La imagen la está realizando CJ Camba quien ya hizo varias ilustraciones para mi saga Rituales y está basada a mi pedido en una portada de pulp-fiction de Rafael de Soto que me encanta.

Hace años que adolor la ilustración original y además tiene la peculiaridad de ser particularmente relevante para la trama de la novela por lo que le propuse a CJ Camba el homenaje cambiando los personajes del original por los de mi novela: Mario Quiroz y Lucía Zabala.

Original

De Soto

Evolución del homenaje

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Conozcan a Mario Quiroz

Mario-Quiroz-folder-web

Seguimos presentando a los personajes de mi próxima novela, Rituales de lágrimas, a poco más de un mes de su llegada a librerías. Puedo anticipar que ya está lista la tapa y es realmente impresionante. ¡Si creyeron que la de Rituales de sangre era impactante es porque todavía no vieron la que se viene! Pero como todavía no puedo mostrarles la tapa del libro, les presento a otro de los protagonistas. En esta ocasión se trata de un viejo conocido que apareció por primera vez en Rituales de sangre y volverá a ser de la partida en esta nueva aventura.
Sin más, conozcan o vuelvan a encontrarse según sea su caso, con Mario Quiroz.

Mario-Quiroz-web

Nombre: Mario Quiroz

Alias: El Camaleón / La Iguana

Edad: 58 años

Estatura:  1.75 m

Peso: 93 kg

Pelo: Morocho con canas

Aparece en (por orden cronológico del personaje): El camaleón y los leones (cuento que será parte de un antología de género negro); Rituales de sangre ; El camino del Inca (novela, en producción) ; Sangre por la herida (novela inédita – Finalista del Premio Extremo Negro – BAN! 2015) y Rituales de lágrimas.

Características: Mario Quiroz ingresó a la Policía Federal donde hizo carrera hasta llegar a Comisario Inspector. Forzado a dejar su puesto en Rituales de sangre, Quiroz continuó trabajando como investigador por su cuenta hasta concluir el caso de los crímenes rituales. Luego de terminado el caso trabajó como guardaespaldas del narco peruano Walter “el Inca” Ayala. Fue entonces que conoció a Lucía Zabala (ex novia del capo narco) con quien forjaron una tensa y difícil relación que nunca termina de definirse hacia el amor u el odio (hechos narrados en Sangre por la herida). El desenlace de la guerra entre Ayala y su ex socio Franklin “El Loco” Bautista en la que se involucró junto con Zabala lo llevaron a intentar alejarse de la acción por un tiempo, situación en la que se encuentra al comienzo de Rituales de lágrimas. Entonces es convocado nuevamente por su experiencia y conocimientos para seguir la pista de lo que se supone es una nuevo brote de asesinatos rituales relacionados con los anteriores.
A nivel de personalidad, Quiroz es un tipo duro, violento, con un pasado que lo atormenta, amigo de nadie y enojado con la sociedad. Su única debilidad es Lucía Zabala a quien quiere como una hija pese a que ella no pierde las ganas de algún día, dispararle una bala directo al corazón.

Fragmento: 

– Claro que la conocés – dijo Quiroz y volvió a acercarse al chico que se arrastró para atrás. – No me mientas porque no me gusta perder el tiempo – dijo Quiroz y llevó el bate de madera a la altura de los cuernos artificiales que sobresalían debajo de la piel del punk. Apoyó la punta contra una de las esferas. – Un buen golpe acá con esto y te hundo el cráneo. Me imagino que estas mierdas de metal que te pusiste acá, con un buen golpe harían un cuadrangular en tu cerebro ¿no? Ya veo la situación: el médico forense extrayendo una bola de acero quirúrgico de un enchastre de sesos esparcidos por todas partes. Pobre el que tenga que venir a levantar tus restos. ¿Tu vieja acaso? no se lo deseo. Esto puede evitarse si sos cortés conmigo, algo que a lo que rehusaste desde que entré a este local de mierda. Entonces, empecemos de nuevo. Hola señor, mucho gusto, estoy buscando información de una ex empleada de este comercio, se llamaba María Belén Lorenzo, ¿qué puede decirme acerca de ella?.

(Fragmento del capítulo 15 de Rituales de lágrimas)

Curiosidad: De momento, Mario Quiroz es el único personaje que aparece en todos las narraciones que integran la saga Rituales (un cuento y cuatro novelas escritas o en proceso de escritura) y está programado que también aparezca en la novela final de la trilogía principal de la saga (Rituales de sangre, Rituales de lágrimas y Rituales de muerte).

Conocé a los otros personajes de Rituales de lágrimas:
Lucía Zabala
Sheila Lehrer
Sebastián Rojtman
Leib Schelling

ILUSTRACIONES DE CJ CAMBA

Diario de un novelista 05: Los premios

notebooks

Hoy me cuesta escribir. No es porque sienta que no tengo cosas que decir sino porque me invade la emoción. Hace un rato se anunciaron los finalistas del concurso de novela negra BAN! Extremo Negro y entre los 485 originales de los cuales se hizo una preselección de 36 de los cuales a su vez se seleccionó sólo 9 novelas inéditas ha quedado mi Sangre por la herida.

No sé cómo sentirme en este momento. Por una parte tengo alegría inmensa. Orgullo, felicidad de saberme en el podio con colegas, algunos de los cuáles conozco y admiro mucho. Por otra parte ansiedad. Mucha.

Escribí Sangre por la herida el año pasado en unos tres o cuatro meses. Ya sabía que Rituales de sangre iba a ser publicada y antes de ponerme a escribir Rituales de lágrimas quise concretar una vieja idea que tenía: el patovica de una iglesia evangelista era el encargado de transportar el cadáver de una mujer que había muerto pasada de rosca de droga en una fiesta negra con los pastores de la iglesia. Ese fue el germen de la idea. Pero tranquilos, no les estoy spoileando nada. La idea me había surgido de tanto pasar por la puerta del gran templo de Corrientes y Acuña de Figueroa. Durante dos años viví en Corrientes y Gascón por lo que pasé muy seguido por ahí. Siempre me impresionaron los patovicas: vestidos de traje negro, grandotes y rapados, parecen más un servicio secreto que los custodios de un centro religioso.

Como decía no hay spoilers en la idea germinal de mi novela: empecé con esa imagen del cadáver de una mujer joven y desgraciada en el baúl de un auto y la novela transcurriría en una noche; la noche que llevaría al patovica y al pastor en el auto con el cadáver en el maletero hasta que lograban deshacerse de él.

La novela así se iba a llamar Noche roja porque iba a transcurrir en una sola noche. Finalmente no era esa la forma narrativa que mejor me sentaba y la deseché. En buena hora porque hace unos días me enteré que existe una novela gráfica de tal nombre. Para peor, a juzgar por la cubierta, en mi novela ocurre una escena similar.

noche-roja

En el instante en que me senté a escribir me di cuenta que no tenía la necesidad de inventarme un nuevo personaje para que cumpliera el rol del patovica: ya tenía a Mario “La Iguana” Quiroz en Rituales de sangre, un ex policía duro y romántico que tenía pasta de protagonista de una aventura en solitario. Empecé a acariciar la idea del spin-off, la novela que lo tomaba como personaje y lo sacaba del contexto de Rituales de sangre. Como Better Call Saul hizo con Breaking Bad. Sigue leyendo

Diario de un novelista 05: comienzo de año

poster

“Marzo es el lunes de los meses” dice un chiste que leí hace poco. Es cierto: sabemos que es el comienzo de un año nuevo en el que habrá que trabajar duro. Y el trabajo trae recompensas. El comienzo del año a la vez representa desafíos, retos y perspectiva de ir viendo cómo ese esfuerzo termina capitalizándose.

Particularmente este es un buen comienzo de año: terminé de escribir Rituales de lágrimas (la segunda parte de la saga Rituales que comencé en Rituales de sangre) y estoy en tratativas para poder llevarla a los lectores este mismo año. A la vez está la perspectiva concreta de también poder publicar Sangre por la herida que es un spin-off, una historia complementaria, de la misma saga. Sigue leyendo