El Rey y yo

pet

Leí a Stephen King por primera vez cuando tenía unos 11 o 12 años y empecé a lo grande: Cementerio de animales quizás una de las novelas de terror más perturbadoras que hayan caído en mis manos. No recuerdo por qué pero en 1996 estuvo brevemente de moda y un compañero de escuela me insistió en que la leyera.

Luego pasé por otras de sus novelas: Misery que me enloqueció de fanatismo, La zona muerta, El resplandor en una edición de bolsillo con el Jack Nicholson de la película en la tapa aunque ni sabía que existía una adaptación y no la vería hasta unos quince años más tarde, Las cuatro estaciones, IT que no logré terminar, La milla verde en una colección de varias entregas que se vendieron en kioscos de revistas, algunas novelas menores (y decididamente malas) que firmó con seudónimo como Despesperación y por último recuerdo haber leído Un saco de huesos pero ya era una época en la que me acercaba a King con cierta desconfianza; la desconfianza del snob literario, del elitista cultural que se rehúsa a leer literatura popular. Sigue leyendo

¿Crítica literaria o reseña?

Oh, Harold!

Harold Bloom, el mayor crítico literario estadounidense vivo.

Leí hoy un interesante artículo de Malena Sánchez Moccero acerca del rol de la crítica literaria hoy en día en el diario Perfil.

Creo que es interesante el planteo acerca de cuál es el rol de la crítica literaria hoy en día y si bien, como señalé, creo que la nota es interesante, también siento que le faltó ahondar un poco en la cuestión de la oposición crítica literaria/reseña literaria que ha cobrado una forma completamente diferente con el advenimiento de las redes sociales. Sigue leyendo